¿Por qué tus emails antiguos contaminan?

¿Por qué tus emails antiguos contaminan?

Hoy en día prescindir de internet es algo complicado, si no imposible. La mayor parte de nuestro tiempo nos acompaña la tecnología, hacemos uso de ella de forma directa (navegando) o indirecta recibiendo mensajes y correos electrónicos. Estos datos se almacenan en servidores o centros de datos que consumen más de 416 teravatios de electricidad al año.

Se estima que esto equivale a alrededor del 2% de la energía producida en todo el mundo. Incluso a precios al por mayor para la electricidad, los centros de datos siguen demandando decenas de miles de millones de euros en energía. Además, también se estima que la huella de carbono digital pronto podría llegar a igualar la que genera el transporte mundial, el de mercancías y personas en conjunto.

Para reducir su huella de carbono, los centros de datos se están desplazando a regiones frías como los países del norte de Europa, que permiten reducir las necesidades de refrigeración de los equipos y, además, son grandes consumidores de energías limpias.

¿Pero, qué podemos hacer nosotros para contribuir a cuidar el planeta sin renunciar a navegar?

  • Vacía tu bandeja de entrada: Quizá no lo hayas pensando, pero con solo borrar los emails antiguos se puede ahorrar energía. Si cada persona eliminara 50 correos electrónicos de su cuenta de correo se ahorraría la energía equivalente a apagar 2.700 millones de bombillas del mundo.
  • Dispositivos sostenibles: Tener en cuenta la huella ambiental a la hora de adquirir un nuevo ordenador o dispositivo móvil.
  • Buscadores ecológicos: Entre otros factores, cambiar el fondo blanco de google por un fondo negro ayuda a ahorrar energía y batería del dispositivo. Existen también otras opciones más sostenibles como por ejemplo Ecosia que dona parte de sus beneficios a la reforestación.
  • Otra medidas para reducir tu huella de carbono digital pueden ser cerrar las ventanas del navegador de internet si no las estamos utilizando o apagar el router por las noches, no dejar los aparatos conectados a la red en stand by, apagar el ordenador en lugar de suspender la sesión o reciclar los viejos aparatos electrónicos.

Las soluciones al cambio climático están al alcance de las grandes empresas pero también de las  personas. Cada individuo puede aportar su granito de arena a esta gran lucha que debe de unirnos como cohabitantes del planeta tierra. Con estas medidas podrá ahorrar energía procedente de los servidores que almacenan los datos y así contribuir al desarrollo sostenible.

Foto: Freepik

Dejar un comentario

Tu correo electronico no será publicado.