Las Smart Cities españolas

Las Smart Cities españolas

Las denominadas ciudades inteligentes usan la tecnología de la información en servicios para garantizar un desarrollo en sostenibilidad, accesibilidad y una mejora en la vida diaria de los habitantes. Cabe destacar herramientas como pueden ser: sensores, gestión inteligente, loT y plataformas integradas, etc.

Alrededor del 50% de la población española vive en ciudades, lo que hace que sea el tercer país más urbanizado de la Unión Europea. El problema de estas ciudades es que contaminan demasiado, desperdician energía y los servicios públicos dejan mucho que desear dentro de las perspectivas de sus habitantes.

Cabe destacar que el 92% de los españoles tiene al menos un Smartphone, lo que nos hace estar junto a Singapur, a la cabeza en la utilización de estos dispositivos llegando a sustituir a los ordenadores como aparatos para conectarse a internet.

Analizando estos datos se observa que la tecnología es la solución a muchos de los problemas.

  • Santander.

La capital cántabra es una smart city pionera, conscientes de esta realidad se posicionan como pioneros. Empleando la tecnología y la red se mejoran los servicios y la calidad de vida de sus habitantes. Además se transforma la relación entre empresas, organismo público y personas.

La ciudad está dotándose de 20.00 sensores diversos, como pueden ser de medio ambiente, aparcamiento, iluminación, riego…, recopilando la información para mejorar los servicios para los ciudadanos. Se estima que ya se han ahorrado un 30% de energía en edificios públicos mediante tecnologías que minimizan el clima y la actividad en su interior. Con una app especifica para Santander, ofrece a visitantes información como parques, playas, puntos de interés, oficinas de turismo, tiendas, transporte entre otras, además avisan al conductor de donde hay plazas libres mediante información en el móvil y pantallas en la vía pública.

  • Málaga.

Esta ciudad se ha convertido en un laboratorio urbano, además de sensores de aparcamiento posee una flota de doscientos vehículos eléctricos para alquiler de particulares y empresas.

El ayuntamiento junto con Endesa, está instalando un alumbrado público inteligente para ahorrar una gran cantidad de energía, ya que el 30 % del consumo eléctrico proviene de ello, esta medida ya a ahorrado 2.5 millones de euros anuales, la iluminación de los sitios poco transitados aumentara o disminuirá en función de lo transitadas que estén detectando la presencia de personas o vehículos.

  • Madrid y Barcelona.

Las dos grandes ciudades españolas se suben al carro. Barcelona con su distrito 22@ convertido en barrio empresarial, funciona como laboratorio experimental digital. Existen iniciativas de gestión energéticas para edificios, además de una plataforma de datos urbanos de modelo open source, un sistema que controla el tráfico capaz de priorizar el paso de determinados vehículos. Madrid se relaciona con firmas como IBM y Everis en la iniciativa MiNT (Madrid Inteligente), una aplicación que recolecta y analiza continuamente información ciudadana para mejorar los servicios públicos, creando un inventario único y georreferenciado. Otra de las iniciativas de Madrid es Civis, para la gestión de servicios sociales.

La gestión adecuada de información y de la tecnología repercute directamente en el bienestar de los habitantes, tanto en la disminución de costes de los servicios de su ciudad, aumentando la calidad ambiental, como en la gestión de la información, siendo esta más alcanzable a la ciudadanía.

En definitiva, no hay más inteligente que la buena gestión y mantenimiento del entorno donde vivimos, ya que el cambio climático y sus consecuencias ya se están notando en nuestro día a día.

Dejar un comentario

Tu correo electronico no será publicado.