EL AUTOCONSUMO FOTOVOLTAICO INDUSTRIAL SE ABRE PASO

EL AUTOCONSUMO FOTOVOLTAICO INDUSTRIAL SE ABRE PASO

La generación de energía, de forma sostenible, es crucial para responder a la nueva demanda energética deslocalizada, cada vez mayor y al mismo tiempo, se requieren más recursos de carácter no renovable, para producirla. Para aportar una solución al reto energético, han surgido desde hace tiempo, una serie de métodos de producción de energía, que se clasifican como energías renovables.  Estas cada vez ganan más terreno en España (43,6% de la producción de energía) en detrimento de la generación a partir de combustibles fósiles, siendo una de las tecnologías más punteras, la generación solar fotovoltaica.

persigue cubrir la mayor parte del consumo energético eléctrico de la industria

¿En qué consiste el autoconsumo fotovoltaico industrial?

El autoconsumo fotovoltaico industrial tiene como objetivo el conseguir autoabastecerse, y suplir parte de los requerimientos energéticos de una industria, en cuanto a la producción de electricidad, a través de una instalación solar fotovoltaica de autoconsumo conectada a red, ya que, en caso de requerir más energía, es posible que se pueda tomar de la red eléctrica y al revés en caso de excedentes se pueda verter.

Es un formato enfocado a consumos elevados, con redes trifásicas e instalaciones de paneles tipo huerta solar, por lo general en el tejado de una nave industrial.

Ventajas de la instalación de un sistema fotovoltaico para autoconsumo en la industria

Las ventajas de una instalación fotovoltaica en una industria son numerosas, entre las más destacables pueden señalarse las siguientes:

  • Facilidad y rapidez en la instalación y bajo mantenimiento (vida útil superior a los 25 años).
  • Contribuye al desarrollo sostenible y a la preservación el medioambiente al tratarse de una fuente energía renovable y limpia (0 emisiones de CO2).
  • Mejora la imagen corporativa y la RSC de las empresas al transmitir un compromiso con la sociedad y el bienestar social.
  • Se hace uso de espacios desaprovechados como son los tejados u otras zonas sin uso, para generar energía eléctrica y beneficios para la empresa.
  • Dependiendo del perfil de consumos de cada empresa, puede haber ahorros de hasta un 50%.
  • Venta de energía excedente, en caso de producir más de lo que se consume.
  • El abaratamiento de los paneles y la investigación destinada en aumentar su eficiencia que se ha traducido en un abaratamiento, unido al encarecimiento de la energía hace que la amortización de una instalación de autoconsumo sea cada vez más rápida.
  • El mantenimiento no es costoso ni en tiempo ni en dinero.
  • Su funcionamiento es silencioso.

La democratización de la energía, la generación distribuida

Un aspecto importante a tener en cuenta en cuanto al autoconsumo energético, es la participación indirecta en la generación distribuida. Consiste en la producción de electricidad mediante diversas fuentes de generación limpia que se instalan cerca de los puntos donde se va a consumir. Esto trae numerosas ventajas como:

  • Reducción de pérdidas en el transporte de energía, al estar mucho más cerca del consumidor, hace que las redes de distribución y el cableado necesario sea más corto y por ende conseguir un ahorro.
  • Ahorro al no necesitar de transformadores ni otros dispositivos para elevar la tensión eléctrica para su transporte.
  • Inmunidad ante las fluctuaciones del mercado eléctrico.
  • Mejora de la fiabilidad y calidad del sistema eléctrico, ante un fallo de una de las fuentes no se cae todo el sistema ya que hay más puntos de los que obtener energía.

Hacia un futuro más sostenible, empresas que han apostado por el autoconsumo solar

A continuación, se van a presentar algunos ejemplos de industrias que han realizado una instalación fotovoltaica de autoconsumo:

Un primer ejemplo sería una empresa del sector del procesado alimentario en la que se instaló un sistema de energía solar fotovoltaica para autoconsumo fotovoltaico de 484,75 kWp, lo que le ha permitido reducir el consumo eléctrico en más de 720.000 kWh y evitar la emisión a la atmósfera de 263 toneladas de CO2 anuales, así como ahorro en la tarifa eléctrica del 12 %, todo ello con un plazo de amortización de solo 4 años. Otra empresa dedicada a productos refrigerados, con una instalación de 360 kWp, genera una energía anual de 530.000 kWh, lo que le ha permitido reducir su consumo eléctrico de forma muy notable.

A lo largo de este artículo, se han podido comprobar los numerosos beneficios que conlleva la apuesta por la energía solar fotovoltaica aplicada al ámbito industrial. La cual hay que contemplarla con una doble perspectiva, una por los aspectos económicos, donde el período de retorno de la inversión es cada vez menor, por lo que las ganancias empiezan a ser constantes al poco de instalarse. La otra perspectiva es el factor ambiental, pues gracias a ella, la generación verde de energía resta peso al consumo de combustibles fósiles, contribuyendo de manera directa a la conservación de nuestro planeta.

Entrada Anterior

Dejar un comentario

Tu correo electronico no será publicado.