Bioclimatismo, ¿impacta el diseño en la eficiencia energética?

Bioclimatismo, ¿impacta el diseño en la eficiencia energética?

Debido al cambio climático nos encontramos ante uno de los mayores desafíos de nuestro tiempo y nos hallamos en un momento totalmente decisivo. Desde el peligro constante del cambio meteorológico, que amenaza desde la producción de alimentos, hasta el aumento del nivel del mar, incrementando el riesgo de inundaciones y catástrofes naturales. Los efectos del cambio climático afectan a nivel mundial y si no se toman medidas drásticas desde el día de hoy, cada vez será más difícil y mucho más costoso poder adaptarse a los efectos que acabarán produciéndose en el futuro.

Una de las medidas que se está desarrollando es la arquitectura bioclimática, considerada como una vertiente de la arquitectura, la cual tiene como principal objetivo la creación de edificios con una elevada eficiencia energética, es decir, aquellas viviendas que sólo mediante la configuración arquitectónica sean capaces de satisfacer las necesidades climatológicas de los habitantes aprovechando así todos los recursos naturales y evitando el consumo de energías convencionales.

El origen de la de Bioconstrucción, proviene de la palabra de baubiologie, disciplina alemana, que se traduce como biología del hábitat. Busca diferentes opciones para ser amigables con el medio ambiente, usando este tipo de arquitectura como una opción cada vez mucho más usual. Este  tipo de construcción recibe el nombre de “Construcción verde” y busca aprovechar el clima, temperatura, vegetación y cualquier característica de los diferentes lugares de su implantación.

Este tipo de construcciones trata de minimizar el impacto en el entorno, reduciendo la demanda energética mediante criterios de diseño y eligiendo materiales de construcción considerando su vida útil.

En definitiva, al adaptar el diseño de los edificios tiene como resultado la creación de condiciones de confort físico y psicológico, que es el objetivo principal de la arquitectura bioclimática. Son muchos los tipos de beneficios que se obtienen con esta nueva arquitectura por ejemplo; en el aumento del confort y cuidado de la salud, protección del medio ambiente y por último y no menos importante el ahorro económico.

Dejar un comentario

Tu correo electronico no será publicado.