AUDITORÍA ENERGÉTICA EN LA PYME

AUDITORÍA ENERGÉTICA EN LA PYME

La Eficiencia Energética habitualmente se encuentra en los primeros lugares de la agenda política y económica de cualquier país desarrollado. El concepto de eficiencia energética consiste en cubrir las necesidades de energía utilizando el menor costo posible de recursos para así lograr un ahorro energético.

Alcanzar la Eficiencia Energética, objetivo de una auditoría energética

Una auditoría energética tiene como fin conocer el consumo de energía de un edificio, industria u oficina, analizar si el consumo se realiza de forma eficiente, ayudando a determinar modos para ahorrar energía, optimizando su gasto mediante la aplicación de medidas personalizadas. Una auditoría consta de varias fases: la adquisición de datos y planificación de acciones correctivas, la medición, el análisis y diagnóstico de datos, terminando con la propuesta de medidas de ahorro energético y emisión del informe definitivo. Estas empresas encargadas de la asesoría energética para fomentar un desarrollo sostenible y lograr un mayor grado de eficiencia en las instalaciones de un negocio son denominadas EFE (Empresas de Eficiencia Energética).

La eficiencia energética se mide mediante el índice de eficiencia energética que puntúa del 1 a 10 la eficiencia de una organización, siendo 10 el comportamiento más eficiente, ateniéndose a los siguientes factores:

  • Antigüedad del equipamiento y tecnología.
  • Valoración de la Responsabilidad Social Corporativa de la empresa.
  • Evaluación de los sistemas de control y medición de energía.

Normativa y reglamento de la auditoría energética

En febrero del 2016 se publicó el RD 56/2016 referente a eficiencia energética el cual traspone la Directiva 2012/27/UE del Parlamento Europeo en lo relativo a las auditorías energéticas, así como acreditación de proveedores de servicios y auditores.

Este real decreto tiene dos objetivos primordiales:

  • Primero, promover conductas y prácticas que contribuyan al uso eficiente y ahorro de energía, así como, optimizar y mejorar equipos, instalaciones y otros sistemas consumidores de energía.
  • Segundo, conseguir un número suficiente de técnicos profesionales que aseguren la aplicación correcta de las medidas del primer objetivo.

EL RD 56/2016 obliga a las grandes empresas (grupos o sociedades de más de 250 empleados o con un volumen de facturación superior a los 50M € y un balance general mayor de 43M €) a someterse una auditoría energética para implantar un sistema de gestión energética y ambiental según la ISO 50001 y la ISO 14001.

Por otra parte, aunque las PYMES no estén estrictamente obligadas por ley, siempre es recomendable realizarla, pues como se verá más adelante, los beneficios que se consiguen son muy numerosos. El no cumplimiento de este Real Decreto está penado por entre 10.000€ y 60.000€ cada vez que se revise el caso (4 años).

Beneficios de la eficiencia energética para las PYMES

Aunque las PYMES no están obligadas por el Real Decreto a realizar una auditoría energética, el hecho de realizarla y aplicar medidas para la mejora de la eficiencia energética engendra una serie de beneficios, que permiten el ahorro económico y un desarrollo sostenible para la organización.

  • Mejora de la productividad y de la seguridad energética, al sustituir equipos antiguos o ineficientes, además, se logra evitar fallas que podrían paralizar la producción.
  • La disminución considerable de costos y, la correspondiente mejora de la competitividad como resultado de mermar el consumo de energía, logrando así una mayor eficiencia.
  • Reducción de las emisiones de gases contaminantes, lo cual favorece a la lucha contra el cambio climático y ayuda con el cumplimiento de la normativa actual.
  • Mejorar la imagen de la empresa de cara al público y desarrollar la responsabilidad social corporativa (RSC). La realización de planes de eficiencia energética puede suponer una seña de diferenciación respecto a la competencia.
  • Promover la innovación tecnológica. Aunque la inversión inicial pudiera parecer poco rentable, el tiempo de retorno de la inversión se acorta gracias a los ahorros económicos que se derivan de un menor coste energético.

Auditorías energéticas y PYMES

El 82% del tejido empresarial español está constituido por PYMES. Según el último informe realizado en 2017, las PYMES españolas tienen un potencial de ahorro energético del 24,3% que equivale a 35.574 GWh o 4.105M€. Es remarcable que solo el 35% de las empresas realiza algún control sobre el consumo y, únicamente un 6% han contratado alguna auditoría energética en los últimos años.

Pese a las numerosas ventajas que presenta realizar una auditoría energética, las PYMES españolas suelen ser reacias. Esto se debe principalmente al desconocimiento de sus propios datos de gasto energético y de las posibilidades de mejora que podrían conseguir, a ello se le suma impacto económico inicial, el cual se ve amortizado en poco tiempo tras la aplicación de las medidas de ahorro energético. Según informa Endesa, en apenas dos años y medio, más de la mitad de las pymes podrían amortizar su inversión en eficiencia ahorrando 4.660 €/año.

Dado que el índice de Eficiencia Energética en PYMES es de 5,9, existe todavía mucho en lo que mejorar. Este índice refleja que se necesita mayor inversión enfocada en mejorar la eficiencia energética de las organizaciones, que gracias a expertos en la materia puede realizarse con una inversión con un retorno rápido.

Dejar un comentario

Tu correo electronico no será publicado.