Argentina cuenta con un aeropuerto 100% sostenible

Argentina cuenta con un aeropuerto 100% sostenible

Argentina se suma a esta nueva tendencia de cambios positivos en el modelo de construcción, en los que prima la necesidad de aportar al medio ambiente. Actualmente, cuenta con el Aeropuerto Internacional General Enrique Mosconi en Comodoro Rivadavia. Este aeropuerto está construido según los estándares de sostenibilidad que lo convierten en el primer aeropuerto de Argentina que minimiza el impacto negativo sobre el  medio ambiente y sus habitantes.

Un informe oficial recogido por Energía Limpia XXI destaca que las nuevas instalaciones utilizan un 25 por ciento menos de energía que las terminales tradicionales, lo que convierte  en el primer aeropuerto 100% sostenible de Argentina, al contemplarse la utilización de materiales de la región y el uso responsable de energía y recursos naturales.

  • El edificio se construyó, en su mayor parte, con materiales que se fabricaron u obtuvieron en la región (800 kilómetros), lo que minimiza las emisiones de CO2 asociadas con el transporte.
  • En el techo del aeropuerto se colocaron paneles solares térmicos para generar agua caliente, reduciendo el consumo de energía de red y favoreciendo la generación de energía renovable sin impacto sobre el medio ambiente.
  • Se incluyó vegetación en el techo de la terminal para minimizar la absorción de calor y contribuir a la protección del hábitat natural.
  • Las áreas con techo y la planta baja fueron pavimentadas con materiales con altos índices de reflectancia solar para disminuir el efecto “isla de calor” y así reducir el impacto del edificio en el microclima y en el hábitat humano y de vida silvestre.
  • El plan de control de erosión y sedimentación que se implementó durante la construcción, reduce la pérdida de suelo ocasionada por las aguas de lluvia o por la erosión eólica. Además, evita la sedimentación de cursos de agua y la contaminación del aire con polvo y partículas.
  • El estacionamiento con espacio preferencial para vehículos eficientes en combustible y de baja emisión, y el uso compartido de vehículos y almacenamiento de bicicletas, disminuyeron los efectos del uso de vehículos tradicionales.
  • La terminal reducirá el consumo de agua potable en más del 45% en comparación con un edificio con características similares.

Además de este aeropuerto, en el mundo hay otros que podemos clasificar como sostenibles. El Aeropuerto Seymour de Baltra, en el archipiélago de las islas Galápagos en Ecuador, es el primer aeropuerto del mundo que ha recibido la certificación más alta que existe en la actualidad para reconocer las construcciones sostenibles. Funciona al 100% con energía renovable (solar y eólica), generada en un 35% por placas solares instalados en el conjunto de los caminos de la terminal y el 65% restante, obtenida a partir de aerogeneradores ubicados estratégicamente en la zona del aeropuerto.

Incorporar criterios de construcción eficientes, sostenibles y respetuosos con el territorio en el que se ubican es clave para mantener la integridad ecológica, permitiendo una interacción humana con el medio prolongada y responsable.

Foto: Freepik

Dejar un comentario

Tu correo electronico no será publicado.