ALUMBRADO PÚBLICO CON LED

ALUMBRADO PÚBLICO CON LED

El alumbrado público constituye una herramienta esencial para las ciudades ya que tiene una doble función, una práctica y otra ornamental. Por la parte práctica, permite la buena visibilidad para el tráfico y para peatones evitando posibles accidentes y sirve como elemento que da seguridad y confianza al ciudadano durante la noche, además de evitar actividades delictivas. Por la parte ornamental, el alumbrado sirve como reclamo para la actividad de ocio nocturna aumentando la sensación de comodidad y bienestar, además de aportar cierto valor artístico en algunos diseños. La tendencia actualmente es que este alumbrado urbano utilice la tecnología LED para conseguir diversos beneficios que de los que se hablarán en este artículo.

  • ¿Qué es la tecnología LED?

La tecnología LED, tal y como indican sus siglas Light Emitting Diode (Diodo Emisor de Luz), está basada en el diodo.  El diodo no es más es un componente electrónico con dos polos que permite la circulación de energía a su través en un solo sentido y crea una radiación electromagnética en forma de luz. Además, como este componente puede variar su intensidad operándolo de manera adecuada, los LED son capaces de generar una amplia gama de colores.       

La tecnología LED se considera la mejor alternativa para reemplazar el alumbrado público tradicional de lámparas de sodio. Es una tecnología mucho más versátil y amoldable a la hora de obtener distintas tipologías para hacer diseños artísticos de modo que sirve como elemento de reclamo para establecimientos. Además, tiene la capacidad de producir un rango de colores más extenso en contraposición de la monocroma lámpara de sodio que suele haber en las ciudades. Otra ventaja respecto a las lámparas de vapor de sodio y al resto de lámparas de descarga es que estas necesitan mercurio y otros gases peligrosos desde el punto de vista ambiental mientras que el LED no. Las bombillas de las lámparas de sodio se le suma la problemática de que pueden provocar un incendio al ser el sodio un material que puede inflamarse cuando se expone al aire.

En definitiva, podemos resumir las ventajas del LED frente a otros sistemas de iluminación en la siguiente lista:

  • El bajo consumo de la luminaria permite un importante ahorro energético, que en el mejor de los casos puede suponer hasta un 80%.
  • Reducida emisión de calor, al contrario de las bombillas de filamento que alcanzaban temperaturas elevadas.
  • En contraposición a los halógenos que tardan un tiempo en conseguir la luminosidad máxima, Los LEDs tienen un encendido inmediato sin parpadeos.
  • Mayor durabilidad que las bombillas tradicionales. La vida útil de los LEDs puede llegar a estar entre las 20.000 y 50.000 horas de vida (6 años de encendido continuado.), mientras que la de una bombilla halógena está en torno a las 2.000 horas.
  • Facilidad de instalación y poco mantenimiento.
  • Al no tener filamento como las bombillas incandescentes, soportan golpes y vibraciones sin romperse.
  • Son ecológicas ya que no contienen mercurio ni otros gases nocivos, por tanto, no dañan el medio ambiente.
  • Producen baja contaminación lumínica en exteriores.
  • Iluminación uniforme, al tener una mejor orientación.

Aunque las ventajas de la iluminación LED son muy numerosas no olvidemos de que la instalación de un alumbrado led debe de venir acompañado de un plan y un marco regulatorio que evalúe las necesidades reales de la luz en las calles de un municipio o ciudad para así potenciar las ventajas que la iluminación LED acarrea.

Si se quiere ser aún más eficiente respecto al alumbrado público se puede instalar un dispositivo de iluminación solar el cual está compuesto por una lámpara LED, un panel solar, y una batería recargable. Estas iluminarias funcionan de modo que durante el día cargan energía de la luz solar y durante la noche se encienden automáticamente utilizando la energía almacenada en la batería. Acciones como esta abren las puertas hacia el desarrollo de lo que se conoce como smart city o ciudad inteligente.

Para finalizar, queda resaltar municipios donde se ha apostado ya por esta tecnología como Barbate (Cádiz) que tiene el privilegio de tener la primera calle en Europa en utilizar la tecnología LED para el alumbrado del paseo marítimo en el año 2007. Por otra parte, el primer pueblo en cambiar a la tecnología LED por completo fue Valdelarco (España) en 2009, hechos que han servido como incentivo para que otras localidades se decanten por utilizar el LED a la hora de iluminar sus calles.

Dejar un comentario

Tu correo electronico no será publicado.