5 recomendaciones para ahorrar en la calefacción central

5 recomendaciones para ahorrar en la calefacción central

La eficiencia energética puede contribuir a la lucha contra el cambio climático, ya que, es responsable de casi un 60% de la reducción de emisiones. Es un importante dinamizador del desarrollo económico y el empleo. En relación al cambio climático, ofrece una serie de medidas para combatirlo y tienen como principal objetivo reducir los costes del sistema pero sin perder la competitividad.

Ahorrar energía en los hogares puede llegar a resultar un  reto sobre todo en épocas en las que se producen grandes saltos térmicos, es decir, cuando las diferencias de temperatura entre diurna y nocturna puede ser más de diez grados centígrados. Hay que saber, que cada vivienda tiene sus propias características como puede ser el tamaño, orientación. Debido a que las necesidades térmicas del hogar varían a lo largo del día, no sirve de nada programar el sistema de calefacción que se ponga en funcionamiento a la misma hora. Es importante que en las épocas donde existe un mayor cambio de temperatura no se regulen los sistemas de climatización a fin de que proporcionen ese confort térmico que se necesita realmente en el espacio deseado. Para conocer esa necesidad, podría utilizarse un termostato, que permite programar los sistemas de calefacción en función de las necesidades reales del hogar.

Para conseguir un ahorro en este tipo de sistema de climatización, seguiremos las siguientes recomendaciones.

  • Se debe sustituir una vieja caldera por otra mucho más eficiente, es decir, no debemos ver las reformas de las calderas como un gasto sino como una inversión, ya que obtendremos un ahorro energético que compensan a corto o medio plazo.
  • Seleccionar un combustible más rentable, en primer lugar muchas de las calderas que existían eran de carbón o gasoil y cuando se invierte en la reforma se instalan habitualmente calderas de gas natural y de condensación. Existe otra opción que es optar por sistemas de bombas de calor o aerotermia (extrae energía del aire) lo que supone un ahorro de hasta un 50% en la factura energética de los hogares.
  • Si se opta por el gas natural, instalar calderas de condensación, las calderas de condensación mantienen un rendimiento muy elevado, ya que permite que extraigan parte del calor que habitualmente se pierde en los humos por lo que necesita consumir menos combustible para conseguir la temperatura deseada.
  • Buen servicio de mantenimiento, se podrá resolver cualquier tipo de problema que suceda en la instalación. Conviene también contratar un servicio de telegestión que permita a la empresa encargada de la gestión y mantenimiento de la instalación y recopilar todo tipo de datos sobre la instalación.
  • Contabilización individualizada del consumo de calefacción, además de las calderas eficientes, para mejorar la eficiencia energética en la instalación de calefacción convienen instalar sistemas de regulación.

Actualmente se estima que alrededor del 10% de los hogares disponen de sistema de climatización central para usarlo en invierno. Este tipo de instalación se caracteriza por disponer de una sala de calderas comunitaria que ofrece calefacción a las diferentes viviendas que la forman. Esta comunidad cuenta con la decisión sobre la fecha y el horario del encendido o apagado de la calefacción central. De modo que por cada vecino de la comunidad permite obtener un ahorro económico de hasta el 40%.

Dejar un comentario

Tu correo electronico no será publicado.