4 consejos útiles para aplicar la Ecoinnovación a tu negocio

4 consejos útiles para aplicar la Ecoinnovación a tu negocio

Aunque la Real Academia de la Lengua Española no define aún el término Ecoinnovación, podemos utilizar el que la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) nos ofrece para entenderlo como “las actividades que producen bienes y servicios para medir, prevenir, limitar, minimizar o corregir daños ambientales en materia de agua, aire y polución, así como problemas relacionados con los residuos, contaminación acústica y ecosistemas. Esto incluye a las tecnologías más limpias, los productos y servicios que reducen el riesgo ambiental y minimizan la contaminación, y la eficiencia en el uso de recursos”.

Pero ¿sabrías cómo implementar este concepto en tu compañía?

4 consejos útiles para que la Ecoinnovación forme parte de tu negocio.

1.- Preocúpate del concepto que los clientes de tu negocio tengan sobre el mismo. Saber qué opinan de tu empresa los proveedores, en qué grado consigues satisfacer las necesidades de tus clientes o el clima laboral imperante entre tus trabajadores y trabajadoras te ayudará a conseguir una gestión más responsable. De esta forma podrás aumentar la fidelidad de estos grupos de interés y reducir los costes derivados de una mala reputación.

2.- Utiliza el sistema de “compras verdes” a la hora de escoger proveedores. La compra verde es, en términos generales, tener en cuenta al medio ambiente a la hora de adquirir un producto o servicio. Establecer este concepto en tu compañía supone un valor añadido y una gran ventaja a la hora de cerrar contratos con las administraciones públicas, sea cual sea el sector al que pertenezca.

 

3.- El “ecodiseño” como pieza clave a la hora de crear productos y servicios. Se trata de integrar en el proceso de diseño (coste, seguridad, usabilidad, etc.) valores ambientales que minimicen el impacto del producto o servicio durante su creación y ciclo de vida, todo ello sin perder de vista una mejora continua del mismo.

 

4.- Reducir la huella de carbono corporativa. El cambio climático es un hecho que ha rebasado la esfera científica para alcanzar el interés público dada la repercusión que sus efectos están teniendo en la sociedad.

 

Por eso, si quieres que tu empresa se sume a la reducción de los gases de efecto invernadero e incremente su eficiencia medioambiental, la ecoinnovación debe estar presente.

Un inventario de Gases de Efecto Invernadero (GEI) te ayudará a identificar aquellas fuentes de emisión más significativas y, en función de estas, establecer un plan de reducción y/o compensación.

 

La implantación de estas medidas no sólo es un valor añadido para diferenciar a tu empresa, sino que también supone un ahorro económico (¡Sí! La ecoinnovación reduce costes) y una estrategia de marketing verde que forma la ecuación perfecta entre competitividad, sostenibilidad y comunicación.

Dejar un comentario

Tu correo electronico no será publicado.